CORNALVO

Parque Natural

CORNALVO

El Parque Natural de Cornalvo se encuentra aproximadamente en el centro geográfico de Extremadura, sobre las Vegas del Guadiana. Puede considerarse el vértice de dos formaciones montañosas que confluyen en este peculiar enclave. Por un lado, las alineaciones montañosas de Sierra de San Pedro y por otro, las Sierras de Montánchez, prolongación del gran macizo de Villuercas, siendo la última barrera montañosa antes de cruzar el valle del Guadiana.

En sus más de 10.500 ha. de superficie, están incluidos parcialmente los términos municipales de Mérida, Aljucén, Mirandilla, San Pedro de Mérida y Guareña. La localidad de Trujillanos, pese a ser la tradicional entrada al Parque, no se incluye dentro de sus límites, pero acoge el Centro de Interpretación ubicado en la Dehesa Boyal de Trujillanos, justo al inicio de la carretera que parte hacia el Embalse de Cornalvo y al lado de la Ermita de San Isidro. El diseño exterior del edificio está inspirado en los cortijos típicos de la zona, incorporando una vetusta encina en su patio interior.

Si bien existen restos de otras culturas anteriores que poblaron los valles de los ríos Aljucén y Albarregas, estas tierras quedaron profundamente marcadas por la prolongada presencia de los Romanos, dejando como legado numerosas construcciones que se han preservado hasta la actualidad. Fue declarada Monumento Nacional en 1912.

El Parque Natural de Cornalvo acoge una de las mejores representaciones del ecosistema de dehesa y de sus aprovechamientos tradicionales. En toda su extensión, las encinas y los alcornoques son las especies dominantes del paisaje, dando lugar a variadas formaciones a las que están asociadas una flora y fauna de gran interés.

La especie más emblemática del Parque es sin lugar a dudas la cigüeña negra, especie en peligro de extinción, que nidifica en los alcornocales más cerrados y tranquilos, siendo relativamente fácil observar ejemplares alimentándose en los ríos y charcas.
La ausencia de roquedos de importancia limita en gran medida la nidificación de algunas aves rupícolas, pero sin embargo las rapaces forestales están bien representadas, siendo frecuentes águila calzada, águila culebrera, milano negro, milano real, gavilán y elanio azul. El buitre negro y el buitre leonado, aunque no son nidificantes, acuden a las dehesas en busca de alimento procedentes de las colonias cercanas de Sierra de San Pedro.

En los cultivos de cereal situados en las inmediaciones del Parque, es posible observar aves esteparias como avutarda, sisón y aguilucho cenizo. Los embalses y charcas adquieren especial importancia en invierno, albergando a cormoranes, ánade real, pato cuchara, ánade friso, cerceta común, zampullín chico, somormujo lavanco, garza real y gaviota reidora. 

IMÁGENES

LOCALIZACIÓN

Start typing and press Enter to search

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies